Ley General de Discapacidad: porqué cumplirla

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) o Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se define como la integración voluntaria por parte de las empresas de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores. Aunque la Responsabilidad Social sea un acto voluntario, existen ciertas normativas o reglas que se deben cumplir como es la nueva Ley de Discapacidad (antigua LISMI -Ley de Integración Social de minusválidos) que establece para las empresas públicas y privadas que empleen a más de 50 trabajadores, la obligación de contratar un 2% de trabajadores con alguna discapacidad. Y en el caso de no poder hacerlo, pueden acogerse a distintas medidas alternativas de carácter excepcional según lo establecido en el Real Decreto 27/2000, de 14 de enero.

Ley General de Discapacidad

Beneficios para Empresas

1. Profesionales preparados
Contratación de personas preparadas, con gran motivación y afán de superación, constantes y perfeccionistas con su trabajo.

2. Diversidad y competitividad
La diversidad enriquece el capital humano en su conjunto y aviva en los empleados el orgullo de pertenencia. Las personas se sienten valoradas por su talento y no por su aspecto externo o superficial. Las empresas tienen el reto de identificarse con la sociedad, sus valores y diversidad. Incorporar personas con discapacidad a los equipos – un sector que representa el 10% de la población- fortalece esa identidad y tiene un retorno positivo para la empresa, haciendo que conecte mejor con un creciente público potencial. En definitiva, incrementando su competitividad y fortaleciendo su responsabilidad social corporativa.

3. Bonificación e incentivos fiscales
Ventajas fiscales

Medidas Alternativas

En Down España ofrecemos a las empresas la posibilidad cumplir con la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, recurriendo a las medidas alternativas (previa solicitud de un Certificado de Excepcionalidad), mediante la opción de realizar donaciones a la entidad para los programas de empleo y formación de personas con discapacidad.
Las medidas alternativas, han supuesto además de una vía de cumplimiento legal para las empresas, una palanca importante para la inclusión social de las personas con discapacidad.
Desde Down España hemos creado el programa de Empleabilidad Down apoyado con recursos de medidas alternativas. EMPLEABILIDAD DOWN es un Programa global para el fomento de la empleabilidad y la mejora de los Servicios de Empleo con Apoyo de DOWN ESPAÑA y de 63 entidades federadas: consta de sesiones formativas de Empleo para Preparadores Laborales, sostenimiento de la Red Nacional de empleo con Apoyo, sostenimiento económico a los Preparadores Laborales, sostenimiento a los programas formativos de capacitación laboral y prelaboral de las organizaciones.

Contratación: Empleo con Apoyo

Para facilitar la incorporación del trabajador, DOWN ESPAÑA desarrolla un plan de inserción laboral basándose en el “Empleo con Apoyo”. Esta modalidad de empleo se basa en la incorporación de personas con discapacidad dentro de empresas normalizadas. Para lograr esta inserción se requieren unos apoyos a lo largo de la vida laboral del trabajador. De esta forma se facilita un trabajo en condiciones similares a las de otro trabajador sin discapacidad en un puesto equiparable dentro de la misma empresa.

Solicitud del certificado de excepcionalidad

El certificado de excepcionalidad es un documento que acredita que la empresa (pública o privada) no puede cumplir con el 2% de trabajadores con discapacidad en plantilla exigido por la Ley General de discapacidad exigido en plantillas de más de 50 trabajadores, por alguno de los siguientes motivos:

• Imposibilidad de cubrir la oferta. Ni los Servicios Públicos de empleo competentes, ni las agencias de colocación, pueden atender la oferta de trabajo presentada, fundamentalmente por no existir demandantes de empleo con discapacidad disponibles, o, existiendo, no estar éstos interesados en las condiciones de la oferta.

• Alegación de causas. Existen cuestiones de carácter productivo, organizativo o económico que imposibilitan o dificultan la incorporación de trabajadores con discapacidad.

Si una empresa se encuentra en los dos casos citados en el apartado anterior, deberá pedir un certificado de excepcionalidad antes de adoptar las medidas alternativas. En el caso en que el Servicio Público de Empleo vea que las circunstancias excepcionales existen, otorgará el citado certificado de excepcionalidad y las empresas podrán tomar las llamadas medidas alternativas.

La solicitud del certificado de excepcionalidad se debe hacer:

• Ante el Servicio Público de Empleo estatal si la plantilla de la empresa en un 85% o menos no está ubicada en una única comunidad autónoma.

• Ante el Servicio Público de Empleo Autonómico, en el caso en que la plantilla de la empresa en más de un 85% esté ubicada en esa comunidad autónoma.

Desde Down España te ayudamos en la solicitud del certificado de excepcionalidad.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Publicidad digital Alicante